Antes de darte los remedios, vamos a conocer el porqué se producen. La gente piensa que las almorranas (para los amigos) son una especie de tubérculos que aparecen en la zona donde no sale el sol porque si, pero no es así. En realidad se producen debido al ensanchamiento de las venas en el ano, las que se pueden tocar, o las venas en el recto, que son internas, y que si llegan a ser graves también puedan asomarse.

Salen por ejercer excesiva presión en dichas venas, por estreñimiento por ejemplo, por pasar demasiado tiempo en el wc, o por retrasar demasiado la expulsión fecal, por pasar muchas horas de pie, la genética, embarazos… Multitud de causas, vamos.

Hay muchos tipos de remedios, desde los “milagro” que no suelen servir, hasta las pomadas y demás fármacos. De pomadas hay varios tipos, veámoslos:

-Emolientes y refrescantes: Suavizan y reparan la zona aliviando el picor con diferentes compuestos para ofrecer cierto confort.

-Anestésicas: Contienen lidocaína o benzocaína que adormecen la zona y suelen traer también algún compuesto emoliente.

-Descongestivas: Con efedrina, un vasoconstrictor que drena la retención de líquidos de las hemorroides. También suelen traer anestésicos como la benzocaína.

-Corticoides: Disminuyen la inflamación. Algunos no necesitan receta médica. Si las hemorroides sangran, no son recomendables.

-Flebotónicos: Contienen centella asiática que mejoran el flujo venoso, aunque su eficacia es más limitada.

Todo tipo de estas cremas las puedes encontrar en nuestra farmacia, por supuesto.

En algunos casos se dice que las pomadas hemorroidales “no funcionan”, simplemente es debido a que esas pomadas alivian temporalmente, pero obviamente no tratan las causas. Para casos en los que se quiera tratar el origen, existen remedios menos populares, como pueden ser el uso de laxantes o flebotónicos. En el caso del primero, si consumes un extra de fibra nuestras heces salen más blandas por lo que crean menos fricción con el recto, producirá menos dolor y hará que no empeore el tema. Se aconseja aumentar también la ingesta de agua. En el segundo caso, consiste en los flavonoides, que tienen actividad vasoprotectora. Son productos empleados también para varices y piernas cansadas. Puedes obtenerlo en forma de medicamento, en sobres, cápsulas o jarabes, o de forma más natural, como el castaño de Indias, la vid roja o el rusco.

Cuando sufras de hemorroides, es aconsejable no utilizar papel higiénico, es siempre mejor utilizar algunos tipos de toallitas húmedas, pero por ejemplo, la mayoría de toallitas para niños no valdrían, contiene alcohol u otros irritantes.

Por cierto, el mito de que ciertos alimentos provocan este problema, no es verdad. Eso se piensa a raíz de que ciertas comidas picantes, consumo excesivo de grasas, café, té o excesivo alcohol pueden producir heces irritantes y crearte un problema ahí abajo. ¡Suerte y paciencia con ellas!

error: Cintenido protegido ¬¬